Escapadas a la Naturaleza🌿

Un espacio único y singular, "La Gola de Ter"


  Se trata de uno de los paisajes más sugerentes de la Costa Brava, donde confluye el agua del mar con la del río Ter. La playa, de enorme interés ecológico, es conocida como Playa de Fonollera y está situada en el término municipal de Torroella de Montgrí.

Una playa larga, de arena fina y de color dorado que con la presencia cercana de las Islas Medas la hace majestuosa. Es también una de las zonas ricas en dunas y juncos. Como curiosidad es un espacio ideal donde poder observar la puesta 🌅 y la salida de la luna sobre el mar🎑.



Entre murallas del Castillo de Montgrí


 Te has fijado nunca en la forma del macizo de Montgrí, que parece un obispo tumbado con un anillo en los dedos; 💍 el anillo es el castillo, que lleva el mismo nombre. El Castillo de Montgrí, se empezó a construir entre 1924 y 1301, impulsada por el Rey Jaime II para defenderse de las amenazas de los condes de Empúries, pero las obras no se acabaron y así es como todavía podemos verlo hoy.

Existen diferentes rutas para subir con mayor o menor dificultad. Una vez arriba, la vista sobre el Empordà es magnífica.



Un rincón para desconectar, El Pantano de Solius


 Este pequeño pantano se encuentra en el vecindario de Solius de Santa Cristina d'Aro. Antiguamente se usaba para retener el agua que servía para regar las tierras de Can Dalmau, una masía de Santa Cristina de Aro incluida en el inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña.

Actualmente es un lugar ideal para dar un buen paseo, ya que encontrarás un sendero que te permite dar la vuelta. Aparte de disfrutar del pantano encontrará también 🌳 árboles tiípicos del territorio que te invitará a hacer una parada en la sombra.



Puig de Arques, vistas desde las Gavarres


 Si tienes ganas de subir a un mirador, ésta es una buena oportunidad, ya que las vistas lo valen.

Es una de las montañas del macizo de las Gavarres, entre las poblaciones de Cruïlles, Romanyà de la Selva y Sant Sadurní de l'Heura y tiene una altura de unos 530 metros, desde donde podrás disfrutar de unas fabulosas vistas de las Gavarres y el Baix Empordà.

Aunque no sobresale demasiado del resto de cimas de su alrededor, tiene un tresto característico; hay instalada una estación meteorológica.